Nota terapéutica: Y, si no me tienen fé…

Se definen como enfermedades psicosomáticas las dolencias que comienzan en la mente y se “somatizan” valga la redundancia, en el cuerpo.

Es dable destacar que “soma” es un término que en griego significa “cuerpo”.

Como estaremos abordando en esta nota cosas que tienen que ver con la religión,  también diremos que los tres elementos que constituyen el ser en sí son: pneuma, psiché y soma, literalmente espíritu, alma y cuerpo.

Retornando al principio podríamos decir que estas enfermedades originadas en la psiquis pueden devenir en males reales traducidos a la caja de resonancia, el cuerpo.

No pocas veces la somatización de los síntomas llega al extremo que las personas “captan” ( o imaginan) toda enfermedad que anda dando vueltas por ahí.

Para algunos casos, tenemos entendido, existen los efectos placebos de presuntos medicamentos que no tienen en sí fórmula medicamentosa.

Pero también es utilizado en la actualidad – y desde tiempos ancestrales – el curanderismo o la pseudo ciencia espiritual como efecto placebo.

Llegó a nuestras manos hace un rato no más un volante con una severa advertencia: ATENCIÓN BRAGADO (que podría decirse Chivilcoy, Córdoba o Pekín, para el caso es lo mismo) continúa el anuncio aseverando que ” si Ud. sufre de nerviosismo, visión de bultos (esto le pasaba seguido a una amiga mía) dolores de cabeza, desmayos y ataques, depresión, deseos de suicidio etc., debería pasar por el “VALLE DE LA SAL” cito en la calle tal cuanto numero taitantos, que le solucionaremos el problema y que esta opción no puede faltar en el bolsillo del caballero y la cartera de la dama.

Ahora bien: El ente regulador de la comunidad médica local que se dedica a controlar, perseguir y hasta efectuar un círculo cerrado sobre los profesionales que tengan la osadía de no pertenecer, como la famosa tarjeta: No ven en esta propaganda una especie de “ejercicio ilegal de la medicina?. Cómo es que cualquiera que se inscriba – o no- en el Registro de Cultos pueda hacer, además de las promesas celestiales, otras terrenales con tanta liviandad?

Volviendo al análisis escatológico del principio podríamos agregar, que dichas promesas se enmarcan en el rubro de las denominaciones del pentecostalismo de gente que dice ser (como el Papa heredero de Pedro) continuadores del fenómeno del “Pentecostés” o cincuenta días en griego.

Este fenómeno se dio, según el doctor Lucas, uno de los redactores del Nuevo Testamento, justamente medio centenar de días mas tarde de la ascensión de Cristo y como cumplimiento de un ciclo terrenal que tenía que ver con las cosechas. La significancia de este caso fue que los discípulos reunidos tal día recibieron los dones del Espíritu Santo y los unos adquirieron la capacidad de hablar en otros idiomas (don de lenguas) de curación etc.

Por eso se dice que cuando los apóstoles salieron del reducto fueron “Pneumáticos” (mucho antes que la carga de aire se hiciera popular y necesarias en la vieja y querida rueda) que significa “llenos de aire” o “llenos de espíritu” que es lo mismo.

Los cultores de esta creencia creen que para determinar que son la iglesia de Dios es necesario poseer estos dones. Por ello hablan en lenguas y dicen curar enfermedades.

El don de lenguas, vale aclarar, fue una gracia otorgada dado el escaso número de evangelizadores que había en los tiempos de Cristo y lo perentorio de predicar por otros países con lenguas diferentes a las habladas en la tierra de Jesús. Hoy se hace innecesario.

Lo de la curación es un tema más espinoso.

Pude comprobar la ineficacia de este sistema hace unos años mientras distribuía libros sobre la materia en iglesias interdenominacionales en la zona de Biulogne Sur Mer, Munro y Florida, cuando asistí a uno de los actos más crueles que pueden hacerse en nombre de la fe.

Resultó ser que una madre presentó en la hora de la curación (una especie de hapy hour pos moderna) a su pequeño con marcadas secuelas psicomotrices, nunca mejor utilizado en término ya que basados en el efecto placebo anteriormente mencionado, el niño por su limitación no podía comprender la orden del pastor que le ordenaba que dejara el apoyo de los bazos de la madre –muleta que utilizaba cuando dejaba la silla de ruedas- y se lanzara a caminar “en el nombre de Diosssssssss” y hanna sabalaba, saba saba shá!

Total que nunca caminó y lo que resulta más cruel es que cada hapy hours de la curación allá estaba la madre con su pequeño que no entendía esas cosas de la fe.

Curaciones, en realidad en esa y en tantas otras iglesias, no vimos, salvo alguna vieja tumbada por obra y gracia, lo que sí pudimos observar fue una pródiga cosecha de pesos que iban a parar al bolsillo del dirigente de la iglesia y no necesitamos recordar el fraude de los pastores y nadando en una pileta de dinero, o el vernáculo bendecidor compulsivo denominado el Pastor Giménez, enriquecido hasta el hartazgo y parrandeando con alegres y jóvenes feligresas.

Es de esperar entonces que ni en Bragado, ni en Chivilcoy ni en Pekín haya fieles que sean capaces de interrumpir un tratamiento médico o psiquiátrico a cambio de una mano colocada en la frente y una exclamación en chino básico.

Y hanna sabalaba, saba saba shá!

Anuncios

3 comentarios to “Nota terapéutica: Y, si no me tienen fé…”

  1. Galeno Enojado Says:

    completamente de acuerdo con usted sr.periodista;ese panfleto de la secta pentecostal también llegó a mis manos(debo confesar que creí que era una propaganda de “DOS ANCLAS o CELUSAL”)y me produjo indignación que jueguen con la salud de la población(amén de vaciarle los bolsillos).
    Creo que también deberían de ser acusados de ejercicio ilegal de la medicina y combatidos por el Colegio Médico.Resumiendo:en rubros tan dignos de respeto como la salud y lo espiritual,no corresponde decir”LA CULPA NO LA TIENE EL PORCINO,SI NO LA MANO QUE LO ALIMENTA”

  2. daniela Ursi Says:

    comparto lo que dicen, agrego que en ese lugar hacen dicriminación en el momento de repartir bendiciones, y solo los que tienen 35 pesos para comprar el aceite (especial) son ungidos por los pastores. Una verdadera verguenza. Ladrones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: