Reconocimiento a los soldados del General Belgrano: CUANDO LAS BUENAS INTENCIONES NO ALCANZAN

Con la mejor de las intenciones el cuerpo deliberativo local rindió homenaje en el aniversario del hundimiento del General Belgrano a los ex soldados Arrigone y Bouzas.

Con sendos discursos de los presidentes de los hasta ese momento tres bloques, evocaron los difíciles momentos con la presencia de 15 ediles,  algunos periodistas, los dos homenajeados y una platea de 2 (dos ) ciudadanos de buena voluntad que fueron a participar del acto.

Este hecho me hizo recordar declaraciones de Leonardo Favio hace poco tiempo cuando le entregaron un pergamino de reconocimiento en alguna institución oficial. ” Si me hubieran entregado una medalla de oro, por lo menos la hubiera podido empeñar” dijo con la lucidez que lo caracteriza.

(Favio – para los que no estuvieron, – fue el principal artífice que evitó   que Ezeiza, en el retorno de Perón, no se conviertiera en una masacre mayor. Parado en el palco, y también cuerpo a tierra,  con los balazos silvandole la cabeza convocaba a los millones de asistentes “cantemos, compañeros, cantemos” como si nada pasara y a decir verdad las multitudes que estaban alejadas del palco se enteraron al otro día por los diarios de lo que allí pasó.)

Respecto a Bouzas y Arrigone, volviendo al tema, desconozco en profundidad cual es su situación actual, pero presupongo que deben vivir a los saltos como la mayoría, no estaría mal, digo por si no lo  hizo nadie aún, (perdonen mi ignorancia si así fue) le otorgaran algún otro beneficio, material si fuera posible, no sé, un terrenito si no lo tienen o cuaquier otro reconocimiento mas palpable que solo un papel y tres discursos en un recinto vacío… 

Triste, digo,  Que un reconocimiento de tanta importancia en un país de grandes olvidos tenga tan exhigua concurrencia. Los muchachos solo de toda soledad afrontaron el acto donde se les hizo una reseña histrórica que ellos ya conocían bien ( sin duda estos discursos estaban mas dirigidos a la posible concurrencia que no fue) se les ennumeró sufrimientos propios y todo pasó con pena y sin gloria quedando una buena intención en solo eso.

La pregunta que uno se hace al final de todo esto es si se habrá convocado a las fuerzas vivas (como suele decirse) de la sociedad, si el ejecutivo estuvo convocado, si los jefes de policía, si bomberos voluntarios, si ONG, si el Consejo Escolar, si las escuelas de la ciudad.

No lo sabemos.

Pero hubiera sido lindo que tanta cháchara terminara con una multitud de ciudadanos  abrazando a los muchachos y haciéndoles sentir que no están solos.

Aunque estén solos.

Debemos sentir verguenza por ello.

Todos los bragadenses tenemos que ir a pedirle perdón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: