LA EXTRANGERIZACIÓN DE LAS TIERRAS Y LA POBREZA QUE NO CEDE

MONOCULTIVOS, RECURSOS NATURALES E INJUSTICIA SOCIAL  Por Jorge Cagliani Jorgel35@hotmail.com   

Resulta del todo complicado desde el sentido común entender el porqué en un país con una de las más vastas extensiones cultivables – entre otras bendiciones de la naturaleza – conviven la pobreza,  la inequidad social y una violencia de clases que genera un estado de inseguridad alarmante a la vez con realidades macroeconómicas que establecen cosechas y niveles de exportaciones record.

 No hemos encontrado una definición más clara al respecto que la expuesta por el Dr. Ricardo Dagotto de FAA en el marco de las Jornadas de Debate Políticas y Propuestas para el Sector Agropecuario” llevadas a cabo a mediados de pasado año en Rosario:“La Argentina es y  seguirá siendo un gran productor de granos. Pero ello no puede llevarse adelante y mantenerse a cualquier costo. Debe tenerse en cuenta el impacto en el ecosistema y especialmente el impacto social sobre los pequeños productores y los pueblos del interior de nuestro país”. 

 Sin pretender profundizar en la problemática de los pequeños y medianos productores a riesgo de convertirse esta en un análisis de intereses gremiales, tomaremos de este encuentro en Rosario algunas estadísticas que nos contienen a todos por el mero hecho de compartir un territorio de pertenencia que nos da la identidad y la necesidad de un futuro común.  

Se ha dicho que desde hace algunos años, fundamentalmente desde los 90 según la concepción ideológica de quienes lo plantean, grandes extensiones de tierras se han extranjerizado quedando en medio de estas patrimonios nacionales como los Esteros de Iberá o fundamentales fuente acuíferas, gran tesoro de un futuro cercano o de figuras famosas del jet set mundial apoderándose de territorios patagónicos, pero nunca como en este informe la revelación de los datos supera las más delirantes fantasías: 

MAS DE 170 MILLONES DE HECTÁREAS 

Partamos de la realidad de que en la República Argentina existe la friolera de  174.808.564 hectáreas agropecuarias de las cuales, por brindar el primer dato alarmante, el 1,3% de los propietarios es dueño de un 43% de dicha superficie con unos 4.000 terratenientes que poseen mas de 5000 has por cabeza, mientras que de las 297.425 explotaciones agropecuarias hay 246.927 cuya extensión no supera las 500 has. Lo mas alarmante de este completo informe es que la familia Benetton ha adquirido más de 900.000 has de tierras en el sur y resulta cierto que los actores hollywoodenses Silvester Stalone, Bruce Willy  junto al ahora goberador Arnold Schwarzennegger y el ex propietario de Hard Rock Café, Joe Lewis poseen 18.000 mientras que el pobretón de Ted Turner propietario de la CNN apenas suma 55.431 en la zona andina. Christopher Lamber y Jeremy Irons se suman  a la lista de famosos con extensiones en la zona de Bariloche y Esquel, mientras que Jacob Suchard ( Nestlé) tiene 35.000 has
El pueblo riojano Jague por su parte ha quedado dentro de los confines de 418.000 has del que es propietario  Nettis Impiante , a la lista se le suman Soros, la empresa australiana LAG, el grupo itálico Radici, Poquiteros S.A empresa Norteamericana que adquirió 117.000 en Catamarca con 300 famolias y todo dentro, aunque el recod lo tiene Fiambalá con 1.800.000 en los Esteros de Iberá y el Acuífero Guaraní.  
 

NI LEY

 

Para frenar tales atropellos no existe en nuestro país ley que establezca restricciones y límites a la adquisición de dominios por extranjeros , solo hay algunos instrumentos como el Decreto Ley 15585/1994 de creación de zonas de frontera que establece algunos límites al asentamiento de extranjeros en zonas de fronteras o seguridad nacional y como un avance político sobre el particular la Nueva Constitución de Corrientes aprobada recientemente que establece en dos específicos artículos el tema:  art 61 “Corresponde al Gobierno de la Provincia mantener la integridad del territorio provincial”  el mismo aclara que dicho estado propenderá a “establecer incentivos con el fin de mantener la propiedad de los bienes inmuebles ubicados en zona de seguridad o protegidas que constituyan recursos estratégicos, en manos de habitantes argentinos nativos o del propio Estado Provincial” Art. 66 “ Se declara patrimonio estratégico, natural y cultural de la Provincia de Corrientes a los fines de su preservación, conservación y defensa: el ecosistema de Iberá sus esteros y diversidad biológica y como reservorio de agua dulce, en la extensión territorial que por ley se determine, previo relevamiento y fundado en estudios técnicos. Debe preservarse el derecho de los pueblos originarios, respetando su forma de organización comunitaria e identidad cultural.” 

El problema del denominado “monocultivo” sojero, si bien ha levantado al país en lo macro económico, genera la muerte lenta de los pequeños productores rurales que, invadidos por los terratenientes, endeudados y sin políticas de protección por parte del estado van abandonando la actividad, autodesterrándose y convirtiendo en fantasmas a las pequeñas poblaciones rurales. Sumado a ello el recurso tierra destinado a la producción de alimentos básicos muda su prioridad y se comienza a destinar a la producción exportable modificando las formas de  producción  y relaciones sociales. Se calcula que en la última década han desaparecido en la región pampeana cerca de un 30% de productores ya que en dicho escenario no hay futuro ni estímulo para ellos.   TIERRAS SIN GENTE Y GENTE SIN TIERRAS Es que la consecuencia del presente modelo de acumulación de producciones corporativas genera, tal y como lo dijera FAA la paradoja de vastos desiertos de tierra sin gente, con la cruel realidad de gente sin tierra que emigra a las ciudades aportando a la tragedia de la pobreza, exclusión, desarraigo y frustración social. Se ha dicho con  que en nuestro país, donde el tristemente célebre Secretario de Comercio Guillermo Moreno  pretende enceguecer a la opinión pública con sus dibujos estadísticos desde el INDEC ( como el diario de Irigoyen pero a la inversa)  no se resolverá el problema social hasta que no se acabe el problema de la exclusión.Exclusión que por  otra parte es consecuencia de los excesos de la década neoliberal en la cual tirábamos  manteca al techo. Lo  grave es que tal vez más temprano que tarde los argentinos que nos enorgullecíamos de nuestra producción de granos y carne estemos llorando la consecuencia de este despilfarro de recursos naturales.  Hecho que  incrementará aún más las injusticias sociales en un país en que la justicia favorece a los que más tienen.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: