A DELÍA LE HUBIERA ENCANTADO

Un grueso error en su concepto de “conciencia de clase” está llevando al señor intendente municipal, (de todos) a parcializar la protesta agropecuaria echando leña al juego de la lucha de poderosos y desposeídos.

Lo extremos nunca fueron buenos.

 

En los 70 con el advenimiento del gremialismo fuerte peronista y el levantamiento de las banderas de una presunta justicia social que de todos modos nunca será posible salvo en los discursos partidarios electorales y en una coyuntura en el cual el actual intendente fue parte, los obreros de Acería Bragado hacían valer sus derechos a tal extremo que un conductor de grúa (gruero)  se negaba a barrer su elemento de trabajo por considerarlo fuera de sus funciones cuasi sobrevalorando estatus y discriminando el trabajo del de  maestranza que sí debía hacerlo.

 

Años de sometimiento obrero colocaron en el otro extremo los derechos conculcados de clase y la exageración llegó a su fin en los 70 cuando los mismos que se negaban a barrer las grúas lamían las botas de los milicos.

Otros excesos.

 

ARRIBA LOS DE ABAJO

  

El modelo “Ká”, especie de remember de los 70 ha casi impuesto la lucha de las antípodas ideológicas, tanto que hasta parece que en algún momento comenzarán las expropiaciones de tierras y e inmuebles.

 

Pero no es tirando un rico por la ventana como dijera el general respecto a los viejos) como se van a resolver las inequidades sociales, sino debatiendo con cordura y dando al César lo que es del César, pero no más.

 

CINCO POR UNO, CINCO

 

Las clases sociales deben existir, mal pese a todos, a menos que aspiremos a una sociedad anárquica. No podemos matar a todos los patrones para hacer justicia de clase, sino propender al bien común equilibrando todo lo que humanamente sea posible la cosa para que se diluyan al máximo  las inequidades sociales entre los pobres que habrá siempre y ricos que todos quisiéramos ser.

Aldo San Pedro ganó las elecciones asistido por el sector que nosotros desde estas columnas dijimos que nunca le votaría y que a juzgar por la corta paciencia, ya no lo hará más, el gobierno nacional paró su economía a partir de este sector y aunque la misma presidente putativa diga que no está mal tener plata, la verdad es que le molesta, (que la tengan otros y no solo los Kichner en Suiza) y genera desde lo ideológico una fricción de clases que apunta a una Fuenteovejuna  pero sin derecho de pernada agitando en sus discurso, de colectivos pagos y “choripán inclusiv” la vieja antinomia entre “cabecitas y gorilas.

 

ODIAME,  POR PIEDAD…

  

El odio  que el piquetero aflautado Delía descargó sobre los ruralistas sintetizado en forma formidable por Fernando Peña (ver carta) nos hace coincidir en un todo, (salvo en el gusto del actor por los zapatos aguja) y realmente mete miedo. Aquí mismo San Pedro  recurrió a una fuerza de choque   para evitar que la gente de campo ingrese al palacio municipal, cuestión que resulta vergonzosa y muy peligrosa, como dijera un forista de Federación Agraria en estos días. Otro exceso se dio en Obrien ya que el mismo sábado que quedó en libertad, luego de atraco-estafa a la agencia de quiniela, el ladero del intendente intentó romper el piquete en la ruta 46 al grito de “viva San Pedro” haciéndolo flaco favor a la NECESARIA y sana restitución de la figura  cuestionada en demasía a solo 100 días de gobierno del primer mandatario comunal.

 

El presunto agresor de Fabio Macías en el atrio mismo de la municipalidad,  sería  un militante del Frente para la Victoria y reinauguró la nueva época de los Batatas en la Rural, cumpliría funciones como empleado municipal en el sector del corralón y  fue casualmente sujetado por el hipersecretario Raúl  Latasa que hace solo 6 meses no podía sujetar ni su humanidad, mucho menos, en su condición de radical elástico, a un peronista que se preciara de tal. 

 

Este individuo  (no Latasa sino el el Delía boy) a estar de los informes, sería el usurpador de una vivienda del plan Federal en el Barrio Santa Marta, situación que tanto denostó y acusó el intendente colocando las responsabilidades sobre su antecesor.

 

LA CONURBANIZACIÓN DEL CONFLICTO

 

El ruralista  en cuestión asegura en su foro,  no sin cierta lucidez,   que  algunos políticos buscan conurbanizar el conflicto, lo cual generaría una lucha de pobres contra ricos que no ayudaría a nadie porque lo malo de hacer plata es la forma, no el hecho y a cualquiera de nosotros no nos molestaría tener un par de hectáreas donde, de seguro, tiraríamos semillas de soja aunque la tierra se hiciera pelota.

Vaya la aclaración, por las dudas, de que quién esta columna escribe eventualmente tiene tierra en las orejas y conoció a Fabio Macías por la foto publicada en tapa. 

Es que en forma equivocada y peligrosa están queriendo convertir a la  municipalidad en “la casa del pueblo”, suponiendo (y nivelando para abajo) , que el pueblo debe ser pobre, moreno e ignorante, para su mejor manejo y tomando ejemplo de lo peor que tuvo el núcleo duro del peronismo histórico y en dicho caso si la cruzada es contra los gorilas bien San Pedro podría a comenzar a deshacerse de los que tiene dentro.

 

Solo falta que obliguen a la gente a utilizar  escudito y carné partidario.

O un crespón cuando,  Dios no permita, se muera alguien.

 

Entonces sí,  Delía, Batata y Latasa van a estar locos de contentos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: