CARTA ABIERTA A SAN PEDRO

Fernando Peña, a partir de un incidente con Luis Delía publicó una carta dirigida a la presidenta que circuló en todo
el país. Si le cambiaramos el nombre de Cristina por el de Aldo y el de Delía por Fabiano o Batata, esa carta podría
bien adaptarse a nuestra actual situación. pudimos hacer dicha paráfrasis, pero preferimos tomar solo la idea e
intentar un intercambio postal con nuestro primer mandatario. No es la primera que enviamos, tampoco esperamos
respuesta

San Pedro, mucho gusto. Mi nombre es Jorge Cagliani, soy periodista y creo que usted me conoce y conoce casi le diría a cada ciudadano de esta bendita tierra, Bragado, e incluso aseveró que trabajaría por cada uno de ellos, aunque lo disimule muy bien. Yo seguramente trabajo menos de la mitad que usted, tengo una revista, ¿sabe? Que apenas puedo mantener con publicidad nunca oficial que periódicamente debo renovar porque algunos no pueden continuar, porque a otros los apreta usted para que se borren y porque otros se borran de alcahuetes suyos, no más. Si quiere le doy nombres… eso a veces no me deja dormir porque yo mismo estoy a mi cargo y eso, no vaya a creer, es una carga pesada. ¡Me imagino usted! Tantos personas a bajo su miembro, ¡que despelote vernáculo, vea! La verdad es que no me gustaría estar en sus alpargatas. ¿Todavía las usa? No le quiero hablar de mi familia porque usted la conoce y sabe que me costó un poquito mas que a usted llevarla adelante a los tropezones, yo nunca administré 2000.000 de dólares en la cámara de diputados en tiempos de la Alianza, corro toda la semana para cobrar de a 10 mangos lo que será mi sueldo a fin de mes y hasta a veces me da por bailar. ¿Usted no baila? Sería bueno que probara, el arte suele hacernos un poco mejores. Aunque en ocasiones lo recuerdo en los viejos tiempos del “Gato”, cumbiando de medio lao con una morena de labios gruesos, Ah, no se acuerda…y de las gallinas que comía en la Colonia, tampoco, claro, ahora puede comprarlas, bueno le digo que yo todavía no, por lo menos todos los días. Mi celular suena mucho menos que el suyo, y a veces suena con mensajes a los que no puedo contestar por falta de crédito, en estos días estuve fuera, usted lo debe saber, y me llegaron varios mensajes, así me enteré que un colaborador suyo, un tal Fabiano, había sido atrapado in fraganti afanándose una cartera con 25 lucas…digo yo, no era ese el Fabiano que usted sostuvo y defendió como su amigo personal cuando la gente honesta de Obrien le planteó la inconveniencia de tenerlo en sus filas…ah, ¿pero usted sigue comiendo asaditos en su casa?, ta bien, entonces estaba la noche anterior del atraco junto a otros notables funcionarios locales, ¿y la noche que lo largaron también? Claro, para festejar, un chiche lo suyo, y la carne del asado son como las gallinas que comía en la Colonia o las compran…?
Bueno, pero el objetivo de esta no era recordarle su prontuario de juventud de expropiaciones avícolas, sino trasmitirle mi vergüenza ajena al enterarme fuera del país, que un colaborador suyo fue pillado como vulgar ratero afanando…Es verdad, la mayoría de los medios no lo dijo, pero eso no quiere decir que no haya ocurrido, y si defendió con tanta energía su amistad con ese individuo, que bueno sería que ahora saliera a la palestra y dijera “ me equivoqué” y nos firmara con las dos manos que nada sabía del atraco, y nos demostrara que lo va a sacar de su entorno, que no va a permitir que luego de ser liberado después de una trapisonda va a salir gritando “viva San Pedro y patoteando gente, no sea que algún día le dé por tomar una comisarías, como su compañero ká Delía,

Yo sé que esto que digo me va a traer problemas, algunos amigos, como le ocurrió a Peña, me advirtieron que este tipo me va a venir a apretar, porque sigue cerca suyo y es peligroso. Yo no tengo abogado personal ni puedo contratar uno, pero si lo tuviera tal vez ni se meta, porque FAbiano es amigo suyo y quién se va a meter contra usted? Ya me pasó hace 15 años que ningún letrado vernáculo se quiso meter a defenderme por el despido de un medio de comunicación No, me dijo el Dr. Quelle, cómo voy a litigar con un vecino conocido como Fulano? Y luego me lo encontré en los tribunales litigando en defensa de fulano y demostrando, lógico, que algunos vecinos somos menos conocidos que otros.
En este caso el tema es otro, ¿debo sentir miedo? Es así don Aldo, me va a mandar los Batatas a fajarme o los Civellos y Tatis a hacerme juicios como las amenazas veladas que tuve por las denuncias de abusos en ANSES? Ahí le afanan a los viejitos, ya se lo dije, ah no leyó la revista…
Pero usted San Pedro sabe que no tengo miedo, que fui uno de los que no corrí cuando los matones de Lorenzo Miguel nos tirotearon en la puerta de la UOM, y a usted tuvimos que ir a buscarlo al puente de Mechita en auto porque no paraba de rajar, el miedo mío, como el de Peña, se basa en pensar que usted va a seguir protegiendo a estos patoteros del 5 x 1 en la muni o delincuentes que afanan carteras, es un miedo si se quiere mas visceral, un miedo al futuro, a que a los funcionarios los elijamos por prontuario y no por currículum, miedo a que nuestros jóvenes nos digan un día que se van a dedicar a la política porque eso les asegura impunidad, que mejor que estudiar y formarse es ser amigos suyos, que mejor que hacer una carrera desde abajo en cualquier empresa es llevarle votos cambiados por birra en las elecciones y que después le den la secretaría de la primera infancia. Convénzame Sr Intendente, joven dirigente de los 70 que en un ranchito de la calle Olavaria, como el tango, se acuerda, ensayaba sus discursos de madrugada entre tetra y pizza del Colonial, já, convénzame de que no es verdad, que usted no sabía que Fabiano no pintaba para el trabajo honesto, que Novello no atraca a los viejitos en Chivilcoy.
Yo señor intendente soy apenas un periodista, que a veces baila, ¿ya se lo dije? Y no sabe lo bueno que es, tal vez debiera dedicarme a eso, porque entonces no tendría que andar preocupándome por si mañana me golpean la puerta con un chumbo en la mano, o si me van a seguir operando a los clientes para que no compren la revista, y si me dedicara al arte efímero me ahorraría de ver tanto petero a su alrededor, tanta mierda revuelta que nos revuelve el estómago a los que creemos que vivir en democracia es tener la posibilidad de que nuestros pueblos crezcan a partir de los mejores dirigentes, porque de este Bragado, del que usted no es oriundo, nacieron gente como Enrique P Maroni, lo habitaron Constantino, lo llevaron a lo mas alto Don Rogelio Scaramella, o Subiat, o el mismo Mandinga Percudani, y nuestros viejos, (el suyo también, me consta) lo laburaron y amaron como a nosotros mismos, por eso como Fernando Peña respecto a D’Elía, quiero creer que usted tomará cartas en el asunto, que es mentira que unas horas antes del atraco Fabiano lo llevó a La Plata en el mismo rodado que luego huiría de la policía de la que usted dijo, sería el comisario. Quiero creer que no me voy a tener que comprar un revolver aunque sea de cebita para hacer ruido, que los que se tengan que esconder sean ellos, no nosotros la gente de trabajo, quiero creer que estos violentos no terminarán amasijando a alguno porque a Guga lo prefiero recibiéndome en la puerta de la radio y no de la Quinta del Ñato y si usted hace lo que corresponde mire, si raja a los delincuentes de su lado ( guarda no se quede solo tampoco) capaz que hasta lo apoye como en otros tiempos, pero mientras tanto le garantizo que si las cosas siguen como hasta entonces, si las medias reses se pudren en los depòsitos mientras la gente sufre hambre, mientras la gente de bien, tenga plata no, ese no es el caso, sea agredida en la misma casa del pueblo, mientras la primera dama les diga a las mujeres pobres que se la cosan para no tener mas hijos, no solo que continuaré hablando, sino que usted va a tener que salir a la calle con una careta, vea.

Ver otros grupos de esta categoría.

Para dejar de recibir este mensaje o cambiar la frecuencia de entrega, dirígete a tu Configuración del correo electrónico.

¿Necesitas ayuda? Si has olvidado tu contraseña, ve a Servicios para usuarios de Passport.
Si desea formular alguna consulta o hacernos llegar sus opiniones, vaya a la página Ponte en contacto con nosotros.

Anuncios

2 comentarios to “CARTA ABIERTA A SAN PEDRO”

  1. el ciudadano Says:

    Palabras justas, ni mas ni menos. Siempre se persigue al que tiene distinto punto de vista, al que dice la verdad, que desenmascara algunos y al que denuncia la corrupción, solo por eso siempre serás culpable Jorge, nadie se banca ni se hace cargo de sus deposiciones por así decirlo.
    Es una vergüenza que en una ciudad tan pequeña como la nuestra se vean actos de aprietes, es algo muy de mafioso. Suerte y seguí así.

  2. Sos un mamarracho Terpolini, te paga Duretti y el puto de Polite. a cual de los dos te cojés? MENTIROSO, sos UN FARSANTE, MISERABLE, HIPOCRITA, te banca marini , que obvios que sos y si no estas con Tierra Fertil nos importa un carajo a los K, segui escribiendo encerrado en tu mentira terpolini…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: