DÍA DE LA GRATITUD

Dicen, los que saben, que amigos lo que son amigos, se pueden contar con los dedos de una sola mano.

Sin embargo este 20 de julio como tantos otros 20 de julio de otros tantos años pasados y por venir los teléfonos se saturan, la red de sms colapsa y los restaurantes, cafés y casas de familia se pueblan de sonidos de entrechocar de copas o aroma humeante de un buen café casi en similar cantidad – ignoro si habrá estadísticas que lo corroboren – que navidad y fin de año.

Tal vez porque, en todo caso, todos necesitamos referenciarnos en el otro para ser nosotros mismos y dejar de estar tan solos a la deriba en este mundo superpoblado.

Lo cual no deja de ser un contrasentido.

En este día del amigo yo mismo, que me jacto de tener casi ningún amigo (tal vez también una mascarada para mantener el negocio de la crítica sin culpabilidades) agoté mi siempre exhiguo crédito mandandó mensajes de textos a diestra y siniestra y fundamentalmente, buscando un justificativo para saludar a multitudes a fin de, en definitiva, no estar tan solo en ese fausto día.

Porque por una cuestión de reciprocidad de la gentileza ha de ser muy jodido quién, aún sin tener toda la alta consideración que uno supone que merece, no conteste las  congratulaciones en una fecha tal.

En realidad a la postre encontré, aparte de esa necesidad intrínseca de comunicarme, una razón adicional para justificar la exageración de contar y reconocer amigos a dos manos ( 10 o más dedos) y ella fue la obligación de manifestar gratitud a mucha  más gente de la que tenía tabulada.

Entonces se me ocurrió declarar solemnemente el mismo día 20 de julio el día de la gratitud y creo que además del reparto de abrazos compulsivos que propinamos a diario a todo el mundo, sería bueno que de vez en cuando, aunque no sean nuestros amigos del alma le dijéramos a mucha gente lo considerados que fueron con nosotros en aunque sea una oportunidad en la vida.

Creo que es mas sano, más redituable y fundamentalmente más sincero que andar deseando feliz día a gente que tal vez no llegó a dicha categoría, pero que sin han dado sobradas muestras de pertenecer a la escasa especie de los bien nacidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: