EL YOGOURT COMO DETONANTE DE LA VIOLENCIA

Sandra Russo, en un análisis de la contrapa de Página 12, ese diario que fue de culto en los 90 cuando aún no era el apéndice izquierdozo de Clarín, plantea el tema del momento: la reducción de la edad de imputalibidad .

Ella hace una comparación entre la reestatización de las AFJP ( Hace 14 años) y la edad de los niños en riesgo que delinquen y hasta asesinan. Hace catorce años – dice –   nacían los chicos que hoy para muchos, incluso y especialmente para el gobernador Scioli, deberían ser imputables” .

Russo, por la cual nunca oculté mi admiración, presenta el tema al estilo moderno del planteo de “la culpa social” como si nosotros, que en todo caso tenemos un trabajo y con esfuerzo nos educamos, fuéramos co- responsables de las desgracias de los que tienen menos que nosotros.

El  delito asociado  a la pobreza, tema que muchos plantean con un doble discurso de aseverar que si no existiera la inequidad social se resolvería el tema de la inseguridad, para agregar “ y nosotros no estamos diciendo que los pobres sean delincuentes” ( ¿en que quedamos?) es sin duda una cuestión de difícil abordaje. La realidad indica que muchos de los crímenes, asaltos, arrebatos los hacen gente que vive sumergida en la pobreza. La realidad indica que muchos de los que asaltan casas, matan gente sin piedad, arrebatan autos, huyen a las villas  – donde viven pobres –  son pobres. Pero también hay otros pobres, los que trabajan ( amos) todos los días, los que no reclamamos al estado esos presuntos derechos que establece la Constitución de acceso a la vivienda, a la salud y a la educación.

Justamente en un párrafo la periodista vuelve a cargarnos las culpas sociales  “Los pibes pobres – asevera –  de catorce años perdieron antes de nacer casi todos los derechos que los haría sujetos sociales responsables: el derecho a la vivienda, al alimento, a la escuela” y refiriéndose al pecaminoso confor de los niños ricos que tiene tristeza dice   Nada de eso los esperaba como esperaba el amoroso cuarto preparado la llegada del bebé de clase media”

Ignoro si los que delinquen leen Pagina 12, pero exagerando un poco la nota, ( solo como para ejemplificar un absurdo ) podríamos decir que lo hace la periodista, es justificar que los que no tuvieron esa oportunidad del cuarto para el bebé, salgan a matar a los que si la tuvieron. Pero  Russo, ( que seguro tiene un buen cuarto para su bebé si lo tuviera ) se sigue quejando de la cruel clase media y  de la necesidad de los chicos pobres a diferencia de “los que siempre tiene en la heladera postrecitos con calcio y hierro” ( eso caca )  

Me gustaría tener la capacidad de poder volcar en palabras, todas ellas justas y sin ofensa, lo que  entiendo sobre estas situaciones tan confusas, sobre esto de que, por comprender en extremo situaciones injustas, se pretende justificar lo injustificable. Expongo  un caso real y cercano. Hace  pocos meses asesinaban a Juanita Garry. No hace falta decir que juanita, docente por convicción era una de las personas más dulces que se pueda concebir en esta tierra. El menor que perpetró el crimen, que hoy está libre e incluso recibe servicios de la municipalidad, ( ignoramos si también control ) 6 meses antes había desvalijado el domicilio de otra docente, incluso que lo había cobijado mas de una vez en su niñez. (lo que demuestra que no es una cuestión de de revancha hacia los que le hicieron mal)

Pregunta, solo pregunta; Sería descabellado decir que si la edad de punibilidad cuando este joven asaltó a la otra docente hubiera sido 17 años, Juanita estaría aún con nosotros?

Sandra Russo comienza el remate de su artículo en regencia al tema con el siguiente párrafo “ Reflexionar sobre la adolescencia pobre sólo después de un asalto o un crimen es un latigazo más sobre sus lomos” seguro que tiene razón, seguro que es injusta la marginación, la desigualdad de oportunidades, la pobreza extrema, que los gobiernos deberán prever para los próximos años una fuerte política de inclusión para que en diez o veinte años se reduzcan las inequidades sociales. Pero la pregunta que nos hacemos los no tan pobres y los de clase media y los ricos ( que tienen derecho a serlo ) es que hacemos en el “mientras tanto”, ¿los abrazamos comprensivamente mientras nos matan los hijos, los padres o a nosotros mismos?

El menor que apuñaló a mansalva a María Físico habría sido el mismo que pocas semanas antes había hecho algo similar con una persona en un negocio de la calle Hermamos Islas. La justicia lo liberó porque está mal que un niño de 17 años esté preso.

Digo yo, no se enoje, si no lo hubieran liberado, si al menos lo hubieran tratado en un instituto de recuperación, esa chica no estaría hoy sábado en una discoteca o en un café disfrutando de esto que debiera ser la vida? , la querida Juanita ¿no estaría barriendo la vereda y charlando con una vecina?

Pero tiene razón, no hay que discriminar, la culpa es nuestra,escondamos   el yogurt o el caviar,  porque son ofensivos,  insultantes y  causales de delito.

 

Anuncios

Una respuesta to “EL YOGOURT COMO DETONANTE DE LA VIOLENCIA”

  1. Una vez una Asesora de Menores muy atesorada como tal en la Capital Federal, me dijo que la consigna era “abrazar”al niño judicializado…y cuanto razon tenia!!Asi que yo responderia a su pregunta que “SI!” …la falta de oportunidades, la falta de cariño y la diferencias ( en menos y hacia abajo ) que suele hacer el resto de los ciudadanos de “clase media y los ricos” como Ud. les llama en esta nota , estigmatiza a los niños que luego llegan a ser delincuentes. Una vez que se convierten en asesinos , no sirve de nada, claro. Pero si en vez de escribir estas notas discriminadoras y cargadas de resentimiento , se utilizaran los espacios para hacer una campaña a favor del “abrazo preventivo”, por ahi las cosas serian diferentes. Por supuesto, no es necesario que el “abrazo” sea efectivamente físico…alcanzaría con abrir las mentes y el corazon hacia los que no tuvieron las mismas oportunidades, no le parece?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: