LA ORGIA DURETTISTA AUN NO TERMINA…

 RESULTA ALTAMENTE PROBABLE QUE MAÑANA TRIUNFE SU CANDIDATO TÍTERE. ESTO ES POSITIVO, EL IMPERIO ROMANO CAYÓ SOLO CUANDO LAS ORGIAS SUPERARON LA PACIENCIA DEL PUEBLO

 

No va a resultar nocivo, sino por el contrario, que finalmente el diputado Duretti triunfe como se prevé en las elecciones de mañana. Los padrones suplementarios que aparecen a ultimo momento, los dineros del Estado repartidos de a mil, el poder y el miedo que imponen, son amargas cartas de triunfo.

Pero a no desmayar, porque, como el Imperio Romano, se hace menester que la corrupción, el despilfarro y la orgía lleguen a su punto máximo y precipiten la caída de este régimen autoritario, patotero y perverso en todo sentido.

 

Sabemos, aunque tal vez no podamos probarlo, de donde vienen los ataques, (no solo  físicos sino de usinas de rumores que terminan perjudicando en otro sentido) pero cuando se tocan intereses donde peligran los estipendios de los zánganos que no sabe hacer otra cosa que cobrar de la política, cualquier imbécil reacciona en forma desajustada.

 

Dicen que las crisis modifican para bien o para mal a las personas que las sufren, hasta ayer, si bien nunca esquivamos el bulto a la hora de la opinión, en el trayecto diario tratábamos de evitar confrontaciones que pudieran devenir en hechos violentos.

Esta situación límite ha revertido eso. Hemos perdido algunos temores y para preocupación de los amigos nuestras actitudes rayan la inconciencia.

Eso es bueno, porque lo peor que nos puede pasar a la gente de bien es que los violentos, los corruptos, los desviados sexuales, los corruptores de menores,  nos infundan temor.

Porque de esa forma ganan.

Tampoco han sacado ventaja en lograr que el odio desenfrenado gane nuestro interior, porque como bien es sabido pensar que anidando rencores se puede dañar al enemigo es como pensar que bebiendo un vaso de cicuta se aniquilará al otro.

Porque el miedo y el odio son sentimientos negativos;      el uno paraliza, el otro hace dar pasos en falso.

Si nos queda la memoria intacta, no para perdonar, porque no somos Dios, si para mantener la llama encendida y no parar hasta que Bragado vuela a ser el mismo que era antes que el diputado Duretti embarrara la política con sus infames manejos.

No se darán el gusto los infames /as, de quitarnos la paz, porque solo son unos tristes disolutos que hoy viven al calor de un poder efímero y mañana volverán al barro de donde nunca debieron salir.

No les tememos ni los odiamos.  

A los depravados,  solo lástima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: